Entrenamiento de alto nivel para vendedores y empresarios

¿Qué tanto debes de insistir para conseguir la venta?

Mis alumnos constantemente me preguntan. ¿Hasta cuándo debo de insistir para conseguir la venta? ¿Cuándo es demasiado?

Si alguna vez has pensado así. Mi pregunta para ti es, ¿qué tanto crees que tu producto o servicio le ayudará a tu cliente? Sí la respuesta es definitivamente estoy convencido que lo hará entonces no debes de dejar de insistir.

En el único momento que debes de dejar de insistir es cuando tu producto no resuelve ningún problema a tu cliente.

¡Allí lo mejor que puedes hacer es dejar ir esa venta y hacer un nuevo amigo! El lograr la venta jamás debe perjudicar la relación con quien estás haciendo negocio.

Dicho esto cuando insistas:

Asegura de tener toda la historia de tu cliente para asegurar que estás entrando por el ángulo correcto. Para que tu cliente invierta en tu producto él o ella necesita entender porque necesita tu producto. Para esto debes conocer sus retos. Sus problemas, al igual que sus oportunidades. Tú debes saber exactamente qué problema resuelve tu producto para tu cliente. Dentro de la información que necesitas datos financieros, número claves. Tu cliente quiere saber es… ¿cuál es el ingreso que perderá si no tiene la solución? ¿Cuánto es el ingreso le agregará esta solución al negocio?

Tú como vendedor siempre debes de estar del lado de tu cliente y tener su mejor interés cómo primordial, seguido por la comisión.

Si tu cliente no ha entiende el costo de no hacer la inversión corres el riesgo de que otras prioridades acaparan su atención y termine desviándose por una solución que no es la que necesita.

Asegura de hacer tu seguimiento pronto.
No dejes que se enfríe el asunto. Sí hay excepciones a esta regla, pero de acuerdo con estadísticas el 80% de las personas que te contactan están buscando una solución en este momento. Si les llamas de inmediato corres la posibilidad de que cierres la venta de inmediato. Si no lo haces corres el riesgo que adquiera la solución a sus problemas de alguien más o peor tantito que siga estancado en donde está.

Haz que tu seguimiento sea creativo y efectivo.
Antes de que Carlos y yo fuéramos novios yo fui la clienta difícil. Me pregunto, ¿quieres ser mi novia?
Le dije que no. Me respondió piénsalo con la almohada. No sabía en esa época que estaba utilizando una técnica de cierre. Y de manera creativa y original me regalo un Precious Moments cuyo nombre le puso Carlitos. ¡Supercreativo! Yo no pensaba que necesitaba una relación. Estaba muy contenta solita y como amiga de Carlos, pero en ese tiempo me fui de vacaciones a Puerto Vallarta, platique con Dios y lo decidí. Le iba a comprar. Mientras estuve en Puerto Vallarta grabe la palabra SI en grande. Tome una foto de ese sí, pero me espere 2 semanas para darle esa foto donde puse el sí. Es muy posible que tengas clientes por allí que ya lo pensaron y dijeron tenía razón debería de hacerlo. ¿Qué esperas para contactarlos de nuevo? Mándales una carta por correo, llámales o visítalos. La clave es ser sutil y estratégico y muy creativo.

Todo prospecto quiere que le enamores.

Muchos matrimonios, muchas ventas se han perdido solo por no intentar un poco más. Jamás te des vencido al primer no. Entra por al ángulo correcto, haz seguimiento pronto y creativo y

comenta abajo ¿cuál ha sido lo más que haz insistido en la venta? ¿Valió la pena?

Aquí en Academia Triunfadores estamos comprometidos con verte triunfar en los negocios y tu vida.

¡Deja tus comentarios y participa en la conversación!

comentarios